Devocional el 4 de agosto

Silencio y centrado

“Estad quietos, y sabed que yo soy Dios; – Salmo 46:10

Confesión:

Dios misericordioso, aunque va en contra de nuestra naturaleza, te admitimos que somos débiles, insensatos y rebeldes. Hemos tratado de encubrir nuestro quebranto haciendo excusas y desviando la culpa a otras personas o circunstancias. Pero, en este momento, dejamos de lado todas las excusas y confesamos que, en nuestro centro, nos hemos equivocado. Hemos pecado contra ti y contra los demás. No hay nadie más a quien culpar. La culpa es nuestra. Ten piedad de nosotros. Perdónanos, te lo pedimos y devuélvenos el gozo de tu salvación a través de Jesucristo, te lo pedimos. Amén.

PAUSA POR 2 MINUTOS DE SILENCIO

Lectura y Devocional

Porque somos la obra maestra de Dios Él nos ha creado de nuevo en Cristo Jesús, para que podamos hacer las cosas buenas que él planeó para nosotros hace mucho tiempo.
Efesios 2:10

Por cada verdad hay una mentira esperando para engañarnos. ¿Por qué es mucho más fácil creer una mentira? ¿Por qué la duda puede tener tanto impacto en la creencia? Un millón de personas puede creer la verdad y, sin embargo, un disidente atraerá la atención de la nación. Es de esa manera en el reino espiritual. Pablo escribe que somos significativos. Específicamente, “somos la obra maestra de Dios creada para hacer las cosas buenas que él planeó que hagamos” y, sin embargo, ¿en qué creemos? Se honesto, ¿no creemos a menudo que no somos buenos, inferiores, productos dañados e incluso sin esperanza? De donde vino eso? ¡No vino de Dios! Si queremos cambiar lo que creemos, debemos renunciar a las mentiras. Hazlo hoy. Levante su corazón y dígalo en voz alta: “Renuncio a la mentira de que no soy bueno, inferior, bienes dañados o sin esperanza.” Amigo mío, es hora de creer en la verdad acerca de usted mismo. Eres significativo. Eres una obra maestra hecha por Dios mismo. Él te ama absolutamente y desea que aceptes el amor que Él tiene para ti. Hoy renuncia a las mentiras acerca de ti y pronuncia la verdad de que “¡Yo soy la obra maestra de Dios!”

ORACIÓN:
Querido padre, mi padre. Confieso que he creído mentiras sobre mí mismo. ¡Renuncio a estos pensamientos y sentimientos negativos y mando que su poder sobre mí se rompa en el precioso nombre de Jesucristo! Elijo aceptar la verdad, que Tú personalmente me has creado como una obra maestra para hacer las cosas buenas por las que me has enviado aquí. Gracias, querido padre, por darme significado. En el nombre de Jesus. AMÉN

Concluir con silencio (2 minutos)

Toma conciencia de la presencia de Dios y su amor por ti.
Revisa la semana con Gratitud.

Mientras se hace las siguientes preguntas. Esté atento a lo que está sintiendo o a lo que está pensando:
¿En qué parte de tu semana sentiste consuelo? Alegría, consuelo, paz?
¿En qué parte de su semana experimentó la desolación? tristeza, frustración o fracaso?
A medida que te vuelves atento a tu desolación; ¿Qué tristeza, frustración o fracaso podrías necesitar confesar? ¿Dónde podrías necesitar recibir el perdón?
Con esperanza, mira hacia el mañana. ¿A qué novedad te estaría invitando el Espíritu Santo?

El Padrenuestro (lentamente ore esto)
Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra, como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Y perdónanos nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Y no nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del maligno. Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria para siempre, Amén.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.