Conexión Medio de Semana – 24 de Abril de 2019

 

Silencio y Centrado

Isaías 25:1 (NVI)

Señor, tú eres mi Dios; te exaltaré y alabaré tu nombre
porque has hecho maravillas. Desde tiempos antiguos
tus planes son fieles y seguros.

PAUSA DE 2 MINUTOS DE SILENCIO

Confesión: 

Querido Señor, venimos ante ti como Tus hijos para darte honor y alabanza. Tú eres el único y verdadero Dios, el Dador de la vida y el Sustentador de nuestras almas. Agradecemos tu gracia, cómo nos amas, cómo nos llamas a ser tus manos y tus pies. Respondiendo a tu gran misericordia, tenemos que confesar cómo hemos pecado y no hemos alcanzado a la gente que Tú creaste para ser. Hemos dicho y hecho cosas malas y egoístas, hemos herido a otros y hemos vivido como si el universo girara a nuestro alrededor. Nos hemos apartado de nuestra adoración a Ti y nos hemos ido por nuestro camino. Lo sentimos. Por favor perdónanos. Haz que realmente nos arrepintamos y nos giremos para enfrentarte a ti. En el Nombre de Jesús oramos, Amén.

Lectura y devocional:

“Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera”. Juan 11:25

A través de la resurrección de Jesús, se nos ha dado la oportunidad de vivir la vida de una manera nueva. Romanos 6:4 dice: “Por tanto, mediante el bautismo fuimos sepultados con él en su muerte, a fin de que, así como Cristo resucitó por el poder del Padre, también nosotros llevemos una vida nueva”. El poder de la resurrección no opera solo sobre nuestras muertes, sino también sobre nuestras vidas. Dios no solo pagó por nuestra libertad por toda la eternidad, sino por el ahora, por este mismo momento. Te está llamando a ti ya mí a vivir un estilo de vida resucitado. Él nos está introduciendo en una cultura de resurrección.

Romanos 8:9 dice: “Sin embargo, ustedes no viven según la naturaleza pecaminosa, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios vive en ustedes. Y, si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de Cristo”. 2 Corintios 5: 16-17 incluso dice: “Así que de ahora en adelante no consideramos a nadie según criterios meramente humanos. Aunque antes conocimos a Cristo de esta manera, ya no lo conocemos así. Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!”. Tu vida ha cambiado debido a la muerte y resurrección de Jesús. Debido a que Cristo resucitó de entre los muertos, has sido resucitado de la muerte espiritual.

Muy a menudo lamentablemente nos contentamos viviendo nuestra vida separados de la realidad presente de la nueva vida en Jesús. Nos sentimos satisfechos viviendo de acuerdo con la carne cuando se nos ha dado una forma completamente nueva de vivir de acuerdo con el mismo Espíritu de Dios que mora dentro de nosotros como creyentes. Romanos 8:1-2 dice: “Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús, pues por medio de él la ley del Espíritu de vida me ha liberado de la ley del pecado y de la muerte”. Hemos sido liberados de la condenación a través de la nueva ley del Espíritu ratificada por la muerte y resurrección de Cristo. “Por lo tanto, ahora no hay condena”. Deja que este concepto penetre en tu corazón por un minuto. A través de la gracia de Dios, no por lo que pudieras hacer alguna vez, has sido liberado de la condenación. El único que realmente podría condenarte, ahora es tu Padre celestial. Eres el hijo del único juez y él te ha ofrecido un perdón continuo e incondicional debido a su amor por ti.

Y después de haber sido perdonados de la condenación, Romanos 8 nos dice que ahora hemos sido coronados como coherederos con Cristo. Romanos 8:16-17 dice: “El Espíritu mismo le asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios. Y, si somos hijos, somos herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, pues, si ahora sufrimos con él, también tendremos parte con él en su gloria”.  Debido a la vida que se nos ha dado en el Espíritu, somos “coherederos con Cristo”. No estoy seguro de que entendamos completamente todo lo que eso significa para nosotros. Solemos vivir como si estuviéramos obligados a someternos al mundo. Vivimos de acuerdo con los principios de la carne en lugar de vivir la vida en el Espíritu. Has sido liberado de la esclavitud del pecado. Has sido liberado de la condenación del mundo. Cristo derrotó al enemigo en la cruz y a través de él has obtenido la victoria total y completa. Ahora estás coronado con Cristo y se te da su autoridad para que el cielo venga a la tierra a través de tu vida.

Y lo más importante, Romanos 8 concluye lo siguiente al hablarnos del increíble amor disponible para nosotros en nuestra resurrección y victoria con Cristo. Romanos 8: 37-39 dice: Sin embargo, en todo esto somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor”. No hay nada que tú o alguien más pudiera hacer para separarte del amor de Dios. A través de la resurrección de Cristo se te ha ofrecido un amor inmutable e inquebrantable. Vivir la vida en el Espíritu es vivir con el conocimiento constante de que eres y serás amado por siempre.

Pasa tiempo hoy permitiendo que la palabra y la presencia de Dios estimulen tu deseo de vivir de acuerdo con el Espíritu en lugar de la carne. Mañana veremos cómo podemos vivir prácticamente esta nueva vida disponible para nosotros, pero hoy simplemente permite que Dios te revele su amor incesante.

PAUSA DE 2 MINUTOS DE SILENCIO

El Padre Nuestro (reza lentamente esto)
Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Y perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Y no nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del maligno. Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria para siempre, Amén.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.