Encuentro con Dios – 6 al 7 de marzo de 2021

2 minutos de silencio y centrado: pausa para el silencio

«Quédense quietos, reconozcan que yo soy Dios.- Salmos 46:10

Confesión: Padre celestial, tus leyes son bonitas y bondadosas. Pero también pueden revelar nuestros pensamientos más oscuros. Confesamos que somos propensos a ideas impías, incluso a obras del diablo. Perdónanos cuando tenemos pensamientos crueles y mortales. En cambio, mantenga nuestra mente pura y enfocada en Jesús. Que nuestros corazones reflejen la gracia y el amor de Dios por nuestros semejantes. Ayúdanos a testificar constantemente de tu bondad. Oramos en el nombre de Jesús. Amén.

lectura de las escrituras:

18 Me explico: El mensaje de la cruz es una locura para los que se pierden; en cambio, para los que se salvan, es decir, para nosotros, este mensaje es el poder de Dios. 19 Pues está escrito:

«Destruiré la sabiduría de los sabios;
    frustraré la inteligencia de los inteligentes».[a]

20 ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde el erudito? ¿Dónde el filósofo de esta época? ¿No ha convertido Dios en locura la sabiduría de este mundo? 21 Ya que Dios, en su sabio designio, dispuso que el mundo no lo conociera mediante la sabiduría humana, tuvo a bien salvar, mediante la locura de la predicación, a los que creen. 22 Los judíos piden señales milagrosas y los gentiles buscan sabiduría, 23 mientras que nosotros predicamos a Cristo crucificado. Este mensaje es motivo de tropiezo para los judíos, y es locura para los gentiles, 24 pero para los que Dios ha llamado, lo mismo judíos que gentiles, Cristo es el poder de Dios y la sabiduría de Dios. 25 Pues la locura de Dios es más sabia que la sabiduría humana, y la debilidad de Dios es más fuerte que la fuerza humana.

El Padre Nuestro (reza lentamente esto) Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Y perdónanos nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del maligno. Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria para siempre. Amén.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.