Oración del 15 al 20 de julio.

Orar el corazón del Padre por la familia de Dios ¡Aunque estamos orando desde diferentes ciudades, podemos orar de acuerdo!
Use el tema de cada oración para comenzar, permitiendo que el Espíritu Santo lo guíe a medida que continúa.

LUNES
Padre, pido que nuestra naturaleza pecaminosa, con todas sus pasiones y deseos impíos, sea verdaderamente crucificada, y que nosotros, como tu pueblo, seamos libres para servirte y adorarte solo a ti. ¡Ayúdenos, yo oro, a vivir por el Espíritu (Gálatas 6: 24-25)! Padre, destruye todo orgullo entre nosotros, y reemplaza nuestros corazones de piedra con corazones de carne (Ezequiel 11:19). Danos el don del quebrantamiento y el arrepentimiento delante de ti. Padre, oro por mis hermanos y hermanas que luchan contra la depresión, la ansiedad y el miedo. Les pido que sean fortalecidos por el Espíritu Santo para tomar cautivo todo pensamiento y hacerlo obediente a Cristo (2 Corintios 10: 5). ¡Destruye cada fortaleza – libera a los cautivos!

MARTES
Padre, recuérdanos que hemos sido llamados a salir de la oscuridad. Enséñanos lo que significa “caminar como hijos de luz” en la forma en que hacemos negocios, tratamos a nuestros cónyuges, servimos a tu Iglesia. Que nuestros pensamientos, palabras y acciones reflejen la luz de Jesús (Efesios 5: 8; 1 Pedro 2: 9,11). Rezo por aquellos en nuestra comunidad que son jóvenes en su fe y les pido que los protejan del maligno. Dales hambre por Tu Palabra y que crezcan en la piedad.

 

MIÉRCOLES
Padre, Tú eres nuestro sanador y vengo a ti en nombre de mis hermanos y hermanas en Cristo Jesús que están sufriendo físicamente. Que tu poder sanador se derrame sobre ellos, te lo ruego. Fortalézcalos y renuévelos, y todas las enfermedades pueden desaparecer en el Nombre de Jesús. Ruego especialmente por (ore por aquellos que conoce por su nombre …) Fortalecer las relaciones matrimoniales entre nosotros, Señor. Y que aquellos entre nosotros que aún no están casados ​​se fortalezcan para permanecer puros. Echa tu Espíritu Santo en nosotros, Padre, y dale vida a cada lugar muerto en nuestros corazones (Ora por aquellos que conoces, por su nombre).

JUEVES
Padre, has prometido otorgar a tu pueblo el aceite de alegría en lugar de las “pilas de cenizas” de nuestras vidas (Isaías 61: 3). Muchos de nosotros, Señor, luchamos bajo los recuerdos de heridas, abusos y pérdidas pasadas. Sana nuestras emociones dañadas Padre, devuélvenos la alegría y la alegría, ¡te lo ruego! Que nosotros, desde el más joven hasta el más viejo, nos convirtamos en aquellos que no solo escuchan la Palabra, sino que somos los que hacen lo que dice (Santiago 1:22). Que seamos cada vez más rápidos y dispuestos a obedecer. Padre, que el mundo sepa que te pertenecemos por la manera en que nos amamos unos a otros. Que la unidad del Espíritu y el vínculo de paz aumenten en nuestra comunión (Efesios 4: 2-3). Ayúdenos a ser completamente humildes y amables los unos con los otros y a enfrentarnos los unos a los otros con amor (Efesios 4: 2-3).

VIERNES

Que nuestros tiempos de adoración personal y corporativa sean infundidos con una vida de Espíritu nueva, lo ruego. Enséñanos a adorarte en espíritu y en verdad (Juan 4: 23-24). Renueva nuestras mentes, te lo ruego. Que, como Tu pueblo, dejemos de lado las filosofías y el entretenimiento del mundo y pensemos verdaderamente en cosas que son verdaderas, nobles, rectas, puras, hermosas, admirables, excelentes y dignas de elogio. Corazones (Filipenses 4: 8). Le pido entrar, nombre poderoso de Jesús, que cada fortaleza de la adicción se separe de nosotros como su pueblo. ¡Revela las cosas ocultas, padre! ¡Purifícanos y haznos santos! Padre, oro para que los líderes de los grupos sean empoderados y ungidos por tu Espíritu Santo. Llénalos de gran alegría y establece el trabajo de sus manos (Salmo 90:17). Padre, haznos crecer en una comunidad y comunidad más profundas a través de este ministerio para que podamos ser unidos por tu Espíritu Santo.

SÁBADO

Padre, prepara mi corazón para recibir la “semilla” de tu Palabra mañana. Que tu Palabra se profundice dentro de mí, eche raíces y produzca frutos duraderos en mi vida. También pido esto a mis hermanos y hermanas, ¡cambiadnos por Tu Palabra! Que nuestras vidas sean infundidas con nueva fe, vida santa y confianza en ti. Haz que tomemos riesgos por el bien de tu reino. Revive los corazones de tu pueblo en esta ciudad, te lo ruego. Inhala la vida de Tu Espíritu a los lugares muertos, a los huesos secos, para que Tu Iglesia se levante como un ejército poderoso y sea verdadera sal y luz (Ezequiel 37: 4-14; Zacarías 2: 5)

Prayer July 15th -20th

 

Praying the heart of the Father for the family of God Even though we are praying from different cities, we can pray in agreement!
Use the theme of each prayer to begin, allowing the Holy Spirit to direct you as you continue.
MONDAY
Father, I ask that our sinful nature, with all of its passions and ungodly desires, would be truly crucified, and that we as your people be set free to serve and worship You alone. Help us, I pray, to live by the Spirit (Galatians 6:24-25)! Father, destroy all pride among us, and replace our hearts of stone with hearts of flesh (Ezekiel 11:19). Give us the gift of brokenness and repentance before You. Father, I pray for my brothers and sisters who are struggling with depression, anxiety and fear. I ask that they will be strengthened by the Holy Spirit to take every thought captive and make it obedient to Christ (2 Corinthians 10:5). Destroy every stronghold – set captives free!
TUESDAY
Father, remind us that we’ve been called out of darkness. Teach us what it means to ‘walk as children of light’ in the way that we conduct business, treat our spouses, serve Your Church. May our thoughts, speech and actions reflect the light of Jesus (Ephesians 5:8; 1 Peter 2:9,11). I pray for those in our fellowship who are young in their faith and ask that You protect them from the evil one. Give them a hunger for Your Word and may they grow in godliness.
WEDNESDAY
Father, You are our healer and I come to you on behalf of my brothers and sisters in Christ Jesus who are suffering physically. May Your healing power be poured out on them I pray. Strengthen and renew them, and may all sickness be gone in Jesus’ Name. I pray especially for (pray for those you know of by name…) Strengthen marriage relationships among us Lord. And may those among us who are not yet married be strengthened to remain pure. Pour-out Your Holy Spirit on us Father and bring to life, every dead place in our hearts (Pray for those you know, by name).
THURSDAY
Father, You have promised to bestow on Your people the oil of gladness in place of the ‘ash piles’ of our lives (Isaiah 61:3). Many of us Lord, struggle under the memories of past hurt, abuse and loss. Heal our damaged emotions Father, restore joy and gladness to us, I pray! May we, from youngest to oldest, become those who do not just hear the Word, but be those who do what it says (James 1:22). May we be increasingly quick and willing to obey. Father, may the world know that we belong to You by the way that we love one another. May the unity of the Spirit and the bond of peace increase in our fellowship (Ephesians 4:2-3). Help us to be completely humble and gentle with one another and to bear with one another in love (Ephesians 4:2-3).
FRIDAY
May our times of personal and corporate worship be infused with fresh Spirit-life, I pray. Teach us to worship You in spirit and in truth (John 4:23-24). Renew our minds, I pray. May we as Your people turn from the philosophies and entertainment of the world and truly think on things that are true, noble, right, pure, lovely, admirable, excellent and praiseworthy – may this be the standard for what we allow into our minds and hearts (Philippians 4:8). I ask in, Jesus’ mighty name, that every stronghold of addiction be broken off of us as Your people. Reveal the hidden things, Father! Purify us and make us holy! Father, I pray that those who are leading Groups will be empowered and anointed by Your Holy Spirit. Fill them with great joy and establish the work of their hands (Psalm 90:17). Father, grow us into a deeper fellowship and community through this ministry that we might be unified by Your Holy Spirit.
SATURDAY
Father, prepare my heart to receive the ‘seed’ of Your Word tomorrow. May Your Word go deep within me, take root and produce lasting fruit in my life. I ask this for my brothers and sisters as well, change us by Your Word! May our lives be infused with fresh faith, holy living and confidence in You. Make us to be risk-takers for the sake of Your kingdom! Revive the hearts of Your people across this city, I pray. Breathe the life of Your Spirit into dead places, into dry bones, that Your Church may rise-up as a mighty army and be true salt and light (Ezekiel 37:4-14; Zechariah 2:5)

PRAYER WEEK OF JULY 12-18TH

 

Conectando mi corazón al corazón del Padre.

Antes de comenzar, tómese el tiempo para recordar la bondad del Señor, su provisión en el pasado, su fidelidad a usted en circunstancias difíciles, y dar las gracias. Recuerda que su amor fiel perdura para siempre …

Padre, cuánto te agradezco por la promesa de Tu Palabra, que estás trabajando todas las cosas para mi bien. Perdóname, Señor, por las muchas veces que pierdo de vista tu rostro en medio de mis tormentas y cedo al miedo.

Padre, elijo someter a ti aquellas cosas en mi vida que parecen estar fuera de control, sabiendo que nada ha escapado a tu atención. Al igual que José, sé que lo que pudo haber sido hecho para hacer daño en mi vida, lo hiciste para el bien, para lograr tus propósitos en mí y a través de mí.

Te pido que redimes mis experiencias y elecciones pasadas. Úsalos, te lo ruego, para formar el carácter de Jesús en mí. Sé, Padre, que tanto la abundancia como el deseo son herramientas en Tu mano para producir una semejanza a Cristo en mí. Enséñame la satisfacción en todas las situaciones. Sé que esto solo puede lograrse a través de Cristo que me da fuerzas.

Evitadme la búsqueda de lo que no dura, pero hacedme un tesoro en el cielo. Enséñame esto por tu Espíritu, te lo ruego, porque quiero ser un administrador fiel de lo que me has confiado.

Confieso que incluso ahora, hay situaciones en mi vida a partir de las cuales elegiría correr o evitar todas juntas, cosas que parecen abrumadoras e insuperables. En cambio, padre, ayúdame a ver tu mano trabajando en mi nombre.

Usa todas las dificultades de mi vida para fortalecer mi camino de fe contigo que
Podría perseverar y ser encontrado maduro y completo en ti, no faltando nada. Le pido que logre estas cosas para que la belleza de Jesús se vea más claramente en mí.

¡Que yo sea verdaderamente la sal de la tierra, que el sabor de Jesús se agregue a todo lo que toco! Que tu luz, Señor Jesús, brille a través de mí para que otros puedan verte. Haz que sea digno de llevar tu mensaje al mundo, porque me has llamado para que sea tu testigo.

Tus planes y propósitos son perfectos, Señor, y te sometemos a ti en el nombre de Jesús. Amén.

Conexión Medio de Semana – 10 de Julio de 2019

 

Silencio, quietud y orientación ante Dios (2 minutos)

Lectura de las Escrituras y devocional:

Hebreos 13:8 

Jesucristo es el mismo ayer y hoy y por los siglos.

¿Alguna vez siente que el mundo está cambiando y girando tan rápido que es diferente de un día para otro? Es simplemente un hecho que vivimos en una época en que todo parece estar cambiando ante nuestros ojos. De hecho, la tecnología se desarrolla tan rápidamente que si enumero los dispositivos que representan la tecnología “nueva” de hoy, cualquier cosa que escribiera estaría desactualizada antes de que se imprima este libro.

No solo hemos visto cómo las tecnologías cambian rápidamente, sino que también hemos visto la política y los partidos políticos, las fronteras nacionales e internacionales y el cambio de las monedas, y la lista sigue y sigue. Y en medio de este clima de cambios radicales en los que está atrapado el mundo, decenas de personas se han visto envueltas en un cambio sísmico en los valores y la moral bíblicos fundamentales, incluso en relación con los principios más básicos de la fe. Estos cambios se están produciendo a un ritmo alarmante, pero no debemos sorprendernos, ya que el Espíritu Santo nos advirtió 2,000 años de anticipación que esto ocurriría en la última parte de los últimos días. Quizás el impacto que sentimos es que muchos están abandonando las posiciones anteriores de fe para abrazar otras nuevas a lo que parece ser una velocidad tan rápida.

En medio de este entorno siempre cambiante, es bueno recordar que hay una cosa que nunca cambia, ¡y es Jesucristo! ¡Él estaba en el pasado exactamente quién es Él en el presente y precisamente quién será para siempre! Por eso Hebreos 13: 8 dice: “Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos”. ¡Hoy quiero que nos enfoquemos en este versículo, porque muestra la inmutabilidad de Jesucristo!

¡La palabra griega para el “mismo” declara enfáticamente que Jesucristo es inmutable! ¡Qué buena noticia es esto en un mundo donde las cosas están cambiando a la velocidad de la luz! Jesucristo es la única persona de la que podemos confiar para ser el mismo, independientemente del tiempo o el espíritu de la época. No necesitamos volver a configurar quién es Jesús, qué piensa o cuál es su mensaje, porque Él es el mismo, y todo lo que Él representa es el mismo: ¡ayer, hoy y por siempre!

La palabra “ayer” es la palabra griega exthes, y representa todo el tiempo que ha existido hasta este momento presente. Describe el pasado. La palabra “hoy” es la palabra griega semeron, y significa hoy o en este mismo momento o en esta era actual. Representa el presente. Pero en la Biblia, cuando las palabras “ayer y hoy” se usan en una frase, como se usan aquí, también retrata la continuidad.

Las palabras “ayer y hoy” son una expresión del Antiguo Testamento para denotar continuidad (véase Éxodo 5:14; 2 Samuel 15:20). Entonces aquí encontramos que Jesús no es una manera en el pasado y otra en el presente. Quienquiera que fue en el pasado es exactamente quien es en el presente. ¡Hay continuidad en Jesucristo! Por lo tanto, si descubres a Jesús del pasado, también has descubierto a Jesús del presente, y has descubierto a Jesús del futuro, porque Él es continuamente el mismo. La palabra “para siempre” en griego significa en todas las edades del futuro. Esta frase describe todos los tiempos futuros, incluidas todas las edades que se conocerán. Por lo tanto, describe el futuro.

Hebreos 13: 8 lleva esta idea:

“Jesucristo es exactamente lo mismo en el pasado, en el presente y en el futuro”.

No sé de ti, pero estoy muy agradecido de que Jesucristo sea el mismo ayer, hoy y para todas las edades futuras. Con todos los cambios radicales que están sucediendo en el mundo en este momento, ¡le agradezco a Dios que Jesús no es uno de ellos! ¡Quienquiera que fue en el pasado es quien es en el presente y quién será para siempre!

Mi oración para hoy

Padre, en medio de este entorno mundial en constante cambio, ¡estoy muy agradecido de que Jesucristo nunca cambie! ¡Él estaba en el pasado exactamente quién es Él en el presente y precisamente quién será para siempre! Señor, estoy asombrado de Tu amor inmutable y Tu misericordia infinita. En una sociedad que está cambiando moral, política y económicamente, proclamo audazmente: ¡Sobre la roca sólida de Cristo tomo mi firme posición! Verdaderamente toda otra tierra es arena que se hunde. Ayúdame, Espíritu Santo, a permanecer fuerte por ti, sin importar quién a mi alrededor pueda abandonar su posición de fe.

¡Ruego esto en el nombre de Jesús!

MI CONFESION PARA HOY

Confieso que estoy de acuerdo con lo que la Biblia declara en Hebreos 13: 8: Pasado, presente y futuro: ¡Jesús es exactamente igual! Hoy recibo la victoria y la fuerza estabilizadora que Su inmutable fidelidad trae a mi vida en cada área. ¡No importa quién o qué pueda cambiar, mi esperanza se basa en nada menos que la sangre y la justicia de Jesús!

¡Declaro esto por fe en el nombre de Jesús!

PREGUNTAS PARA QUE USTED CONSIDERE
1. Ya que Jesús es exactamente el mismo hoy como lo fue en los cuatro evangelios, ¿qué le dice eso acerca de su voluntad con respecto a la curación de los enfermos?
2. Ya que Jesús es exactamente el mismo hoy como lo fue en el Antiguo Testamento, ¿qué significa eso acerca de dónde se encuentra en los asuntos de moralidad?
3. Ya que Jesús es exactamente el mismo hoy como lo será siempre, ¿cómo puedes predecir mejor sus acciones, respuestas y comportamiento futuros?

Devocional de Rick Renner

Oración: Concluir con silencio (2 minutos)

El Padre Nuestro (reza lentamente esto)
Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Ven, tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Y perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Y no nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del maligno. Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria para siempre, Amén.

Midweek Connection – July 10, 2019

Silence, Stillness and Centering before God (2 Minutes)

Scripture Reading & Devotional:

Jesus Christ the same yesterday, and to day, and for ever.
— Hebrews 13:8

Do you ever feel like the world is shifting and swirling so fast that it is different from one day to the next? It is simply a fact that we live in an age when everything seems to be changing before our eyes. In fact, technology develops so quickly that if I listed devices that represent the “new” technology of today, whatever I wrote down would be outdated before this book is printed!

Not only have we seen technologies change quickly, but we have also seen politics and political parties, national and international boundaries, and currencies change — and the list goes on and on. And in the midst of this climate of sweeping changes that the world is caught up in, scores of people have been swept into a seismic shift in core biblical values and morals, even concerning the most basic tenets of faith. These changes are occurring at an alarming rate, but we should not be surprised by it, because the Holy Spirit warned us 2,000 years in advance that this would occur in the very last part of the last days. Perhaps the shock we feel is that so many are abandoning former positions of faith to embrace new ones at what seems to be such lightning speed.

In the midst of this ever-changing environment, it is good to remember that there is one thing that never changes — and that is Jesus Christ! He was in the past exactly who He is in the present and precisely who He will be forever! That’s why Hebrews 13:8 says, “Jesus Christ is the same yesterday, and to day, and for ever.” Today I want us to focus on this verse, because it shows the immutability of Jesus Christ!

The Greek word for the “same” emphatically states that Jesus Christ is unchangeable! What good news this is in a world where things are changing at lightning speed! Jesus Christ is the one Person we can depend on to be the same, regardless of the time or the spirit of the age. We don’t need to refigure who Jesus is, what He thinks, or what His message is, because He is the same — and everything He represents is the same — yesterday, today, and forever!

The word “yesterday” is the Greek word exthes, and it depicts all time that ever was up until this present moment. It describes the past. The word “today” is the Greek word semeron, and it means today or at this very moment or this current age. It depicts the present. But in the Bible when the words “yesterday and today” are used in one phrase, as they are used here, it also portrays continuity.

The words “yesterday and today” are an Old Testament expression to denote continuity (see Exodus 5:14; 2 Samuel 15:20). So here we find that Jesus isn’t one way in the past and another way in the present. Whoever He was in the past is exactly who He is in the present. There is continuity in Jesus Christ! Therefore, if you discover Jesus of the past, you have also discovered Jesus of the present, and you have discovered Jesus of the future, because He is continuously the same. The word “forever” in Greek means into all the ages of the future. This phrase depicts all future time to come, including all ages that will ever be known. Hence, it describes the future.

Hebrews 13:8 carries this idea:

“Jesus Christ is the exactly the same in the past, in the present, and in the future.”

I don’t know about you, but I am so thankful that Jesus Christ is the same yesterday and today and for all future ages! With all the sweeping changes happening in the world right now, I thank God that Jesus isn’t one of them! Whoever He was in the past is who He is in the present and who He will be forever!

So in light of this wonderful truth, I want to advise you to dig deep into your Bible — particularly into the four gospels where Jesus is so vividly portrayed. The Jesus you find in the four gospels will be the same forever. What Jesus said and did in those four gospels is exactly what He is saying and doing now. So if you come to know the Jesus of the gospels, you will come to know the Jesus of today, because He is exactly, identically, and precisely the same!

MY PRAYER FOR TODAY


F
ather, in the midst of this ever-changing world environment, I am so thankful that Jesus Christ never changes! He was in the past exactly who He is in the present and precisely who He will be forever! Lord, I am in awe of Your unchanging love and Your unending mercy. In a society that is morally, politically, and economically shifting, I boldly proclaim: On Christ the solid Rock I take my firm stand! Truly all other ground is sinking sand. Help me, Holy Spirit, to stand strong for You, no matter who around me may abandon their position of faith.

I pray this in Jesus’ name!

MY CONFESSION FOR TODAY


I confess my agreement with what the Bible declares in Hebrews 13:8: Past, present, and future — Jesus is exactly the same! Today I receive the stabilizing victory and strength that His unchanging faithfulness brings to my life in every area. No matter who or what may change, my hope is built on nothing less than Jesus’ blood and righteousness!

I declare this by faith in Jesus’ name!

QUESTIONS FOR YOU TO CONSIDER

  1. Since Jesus is exactly the same today as He was in the four gospels, what does that tell you about His will concerning healing the sick?
  2. Since Jesus is exactly the same today as He was in the Old Testament, what does that mean about where He stands on issues of morality?
  3. Since Jesus is exactly the same today as He will always be, how can you better predict His future actions, responses, and behavior?

Devo By Rick Renner 

Prayer:  Conclude with Silence (2 Minutes)

The Our Father (slowly pray this)
Our Father which art in heaven, Hallowed be thy name. Thy kingdom come, Thy will be done on earth, as it is in heaven. Give us this day our daily bread. And forgive us our trespasses, as we forgive those who trespass against us. And lead us not into temptation, but deliver us from the evil one. For yours is the kingdom, the power, and the glory forever, Amen.

PRAYER JULY 5-11th

 

“La alabanza nos prepara para orar. Cuando adoramos a Dios como nuestro consejero,
fortalece nuestra fe para orar por sabiduría. Cuando lo alabamos como el Gran Médico, fortalece nuestra fe para orar por la sanidad. Cuando recordamos cómo Él ha provisto en el pasado, fortalece nuestra fe para pedir provisión una vez más. La alabanza construye nuestra fe en lo que Dios es … “B.Owens

Conectando mi corazón al corazón del Padre.

Te alabo Señor. Este día, con todo mi corazón, te alabo. Que toda mi vida esté marcada por canciones de alabanza desde un corazón rebosante de gratitud por todo lo que has hecho, porque tus planes y propósitos permanecen firmes para siempre y mi confianza está en ti solo. Tú eres el SEÑOR que permanece fiel para siempre.

Padre, Tú defiendes la causa de los oprimidos, y hoy te pido que vengas en ayuda de aquellos que no pueden defenderse (ora por las situaciones mundiales y los grupos de personas que Dios ha puesto en tu corazón).

Padre, liberas a los prisioneros y das vista a los ciegos, y hoy te pido que abras los ojos espirituales, para que aquellos que están encarcelados en la oscuridad, sin esperanza y sin Cristo, puedan entender su necesidad de un Salvador y encontrar la libertad en Cristo Jesús (ora por los que Dios ha puesto en tu corazón, por su nombre).

En medio de la oscuridad espiritual, te alabaré, oh SEÑOR.
Padre, levantas a los quebrantados de corazón y atas sus heridas. Pido en el Nombre de Jesús, que con la presencia y el poder del Espíritu Santo, los lugares destrozados de mi vida sean sanados, para que a su vez pueda ministrar a los demás (ore por aquellas áreas de su vida que todavía necesitan el poder sanador de Espíritu Santo. Ora también por los demás por su nombre).

En medio de mi propia fragilidad, te alabaré, Padre, por ti.
Solo Dios y todo lo que haces es Dios. Usted gobierna sobre todo el Padre: cada situación, cada circunstancia, todo ser viviente. Tú eres el SEÑOR de todos. Tú reinas para siempre: a través de cada generación, de principio a fin, reinas sobre todo. Tú eres grande Señor y poderoso en el poder.

Por eso, en ti confío. Tú eres el SEÑOR mi Dios, quien me enseña lo que es mejor y me dirige en el camino que debo seguir. Hoy, elijo someterme a ti y a tu palabra, y te pido que me fortifiques para caminar en obediencia en el camino que has trazado para mí.

Que tu paz aumente en mi vida y sea evidente en todo lo que hago y digo. Que toda la frenética, la ansiedad y el miedo sean eliminados, y que se libere un poderoso río de paz en cada situación que enfrento. Muéstrate fuerte, te lo ruego.

Te alabo Señor. Con todo mi corazón, este día, te alabo.
En el nombre de Jesus. Amén.

Conexión Medio de Semana – 3 de Julio de 2019

Silencio, quietud y orientación ante Dios (2 minutos)

Lectura de las Escrituras y devocional:

Efesios 5:8-10 (NTV)

Pues antes ustedes estaban llenos de oscuridad, pero ahora tienen la luz que proviene del Señor. Por lo tanto, ¡vivan como gente de luz!Pues esa luz que está dentro de ustedes produce solo cosas buenas, rectas y verdaderas. 10 Averigüen bien lo que agrada al Señor.

Quiero ser fructífera. Quiero hacer una diferencia en la vida de las personas, en la iglesia y en el mundo. Espero que esto también sea cierto para ti. Aunque podemos agotarnos en nuestras rutinas diarias sin pensar en por qué hacemos lo que hacemos, cuando retrocedemos y recuperamos el aliento, sentimos un profundo deseo de fructificar. Queremos que nuestras vidas cuenten.

Esto no debería ser una sorpresa, dado que fuimos hechos para ser fructíferos. Recuerde el primer mandato de Dios a los seres humanos en Génesis 1: “Sé fructífero” (Génesis 1:28). Jesús reforzó este propósito a través de su enseñanza. En Juan 15: 8, por ejemplo, dijo: “Esto es para la gloria de mi Padre, que ustedes den muchos frutos, mostrándose a ustedes mismos como mis discípulos”.

¿Cómo podemos vivir vidas fructíferas, cumpliendo nuestro propósito creado, sin mencionar el anhelo de nuestros corazones? En Juan 15, Jesús responde esta pregunta enfatizando nuestra conexión con él. Fructificamos al “permanecer” en él como ramas “permanecer” en la vid (Juan 15: 4-8). En Efesios 5, encontramos un punto similar con diferentes imágenes. Aquí, “somos luz en el Señor” y debemos “vivir como hijos de luz” (5: 8). Cuando lo hagamos, seremos fructíferos. ¿Por qué? Porque “el fruto de la luz consiste en toda bondad, justicia y verdad” (5: 9).

Algo sobre lo que pensar:
¿Dirías que vives fructíferamente? ¿Por qué o por qué no?

¿Qué partes de tu vida son las más fructíferas?

¿Qué partes son las menos fructíferas?

Algo que hacer:
Tómese un tiempo para considerar cómo la luz de Cristo dentro de usted lo está ayudando a vivir una vida productiva y fructífera. Da gracias por todo lo que descubres al reflexionar.

Oración:
Dios misericordioso, gracias por elegir brillar sobre mí, en mí y por mí. Gracias por la forma en que su luz me permite, no solo reflejar su luz en el mundo, sino también por hacer una diferencia genuina en el mundo.

Ayúdame, te lo ruego, para que te ilumine tanto que mi vida sea verdaderamente fructífera, dando el fruto escogido de la bondad, la justicia y la verdad. Amén.

Por Mark D. Roberts

Espacio para la reflexión (tómese 2-3 minutos para guardar silencio o escribir su
pensamientos u oraciones del pasaje de las Escrituras o devocional)

Oración: Concluir con silencio (2 minutos)

El Padre Nuestro (reza lentamente esto)
Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Ven, tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Y perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Y no nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del maligno. Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria para siempre, Amén.