El lunes por la mañana la oración

amprayer

Oh Señor Tú eres mi fuerza
Antes de empezar, siéntese en silencio delante del Señor. Pídale que le dé un espíritu obediente – dispuesto a arrepentirse, a cambiar, a escuchar, a obedecer.

Padre, gracias por la promesa de Tu Palabra que los que esperan en Ti renovarán sus fuerzas. Tú eres la única fuente de toda fuerza porque Tú eres el gobernante de todas las cosas y en Tus manos están la fuerza y el poder para exaltar y darme fuerzas. Fortaléceme para mantenerme firme, luchar por la justicia, ¡luchar por Tu reino! Como Daniel, que mi vida se caracterice por su integridad y »por una conducta irreprochable». Aun en medio de la injusticia, que pueda ser una persona que se vuelve a Ti en adoración y agradecimiento. Que siempre pueda correr hacia Ti y que nunca me canse. Dame poder, Te ruego, para caminar sin desmayar. Ayúdame a no tener miedo ni consternarme, a pesar de todas las situaciones que me encuentro o las condiciones del mundo que me rodea – ya que Tú eres Dios y mantienes todas las cosas en unidad. ¡Contenme! Yo oro. Fortaléceme y ayúdame –sostenme con tu mano derecha y justa y también con poder, a través de Tu Espíritu en lo íntimo de mí, para que Cristo habite en mi corazón, en toda su plenitud – ¡en toda su plenitud! Ten piedad de mí y ayúdame, Padre, a apoyarme en Ti y encontrar mi fuerza en Ti solamente porque mi espíritu está dispuesto, pero mi carne es tan débil y te lo confieso a Ti, Señor –

La debilidad de mi fe y mi carne… oh Señor, ¡ten piedad!
El uso indisciplinado de mi mente… ¡Renueva y fortalece mi mente con Tu Palabra!
El pecado al que todavía me aferro… ¡Lávame y límpiame!
Las maneras tímidas en las que sigo viviendo… ¡Me aparto de un espíritu de temor y confío en Tu Nombre!

Aumenta mi fe – destruye la duda y la incredulidad en mi corazón y en mi mente y dame poder para vivir audazmente. Que la esfera de influencia en la que me has plantado resuene con la alabanza de Tu Nombre y la impresión de Cristo Jesús se quedado en todo lo que yo toque. En tu nombre y Tu renombre están los deseos de mi corazón. En el nombre poderoso de Jesucristo yo oro. Amén.

Monday Morning Prayer

amprayer

O Lord You are my strength
Before you begin, sit quietly before the Lord. Ask to be given a ‘willing spirit’– willing to repent, to change, to listen, to obey.

Father, thank You for the promise of Your Word that those who hope in You will renew their strength. You alone are the source of all strength for You are the ruler of all things and in Your hands are strength and power to exalt and give strength to me. Strengthen me to stand firm, to stand for righteousness, to stand for Your kingdom! Like Daniel, may my life be characterized by integrity and ‘above-reproach conduct’. Even in the midst of unjustness, may I be one who turns to You in worship and thanksgiving. May I always run towards You and not grow weary. Empower me I pray, to walk and not faint. Help me to not fear or be dismayed, regardless of the situations that I am in, or the condition of the world around me – for You are God and You hold all things together. Hold me together I pray! Strengthen me and help me – uphold me with Your righteous right hand and with power through Your Spirit in my inner being, so that Christ may dwell in my heart in all of His fullness – in all His fullness! Have mercy on me Father and help me to lean on You and find my strength in You alone for my spirit is willing but my flesh is so weak and I confess to You Lord –

the weakness of my faith and flesh… O Lord have mercy!
the undisciplined use of my mind… Renew and strengthen my mind by Your Word!
the sin that I yet hold on to… Wash me and cleanse me
the timid ways in which I still live… I turn from a spirit of fear and trust in Your Name!

Increase my faith – destroy doubt and unbelief in my heart and mind and empower me to live boldly. May the sphere of influence in which You’ve planted me resonate with the praise of Your Name and the imprint of Jesus be left on all that I touch. For Your name and Your renown are the desire of my heart. In Jesus’ powerful name I pray. Amen.